TERAPIA FAMILIAR

La terapia familiar es fundamental en el tratamiento y recuperación para quienes se encargan de sus cuidados; ayuda a que el paciente se sienta comprendido y evita que pueda caer en depresión. Debido a la responsabilidad del cuidado y al manejo de una discapacidad, ésta puede repercutir en el flujo de emociones y comunicación de la familia.


Una terapia familiar permite sensibilizar a toda la familia y uno de sus principales objetivos es hacer que todos participen en la recuperación o tratamiento del paciente.


Consiste en sesiones donde se invita a participar a los miembros de la familia, se analiza el problema que existe y se busca una solución para que exista una mejor interacción; además, permite que se mantenga una actitud diferente hacia al paciente quien al sentirse comprendido. Permite que la rehabilitación de los pacientes sea más efectiva.





asade